Catequesis

previous arrow
next arrow
Slider

Mision: Anunciar el Evangelio de Jesucristo a las familias, concientizarles de su misión evangelizadora y dar cohesión al grupo familiar. Guiar a los padres y ofrecerles los medios necesarios para fomentar la oración y la catequización familiar. Celebrar la fe en la familia y en la comunidad parroquial. Integrar a las familias en distintos grupos de la Iglesia, para que puedan seguir viviendo la fe cristiana. Evangelizar nuestra parroquia.

¿Qué es la Catequesis Parroquial?

La Iglesia existe para evangelizar, esto es, para "llevar la Buena Nueva a todos los ambientes de la humanidad y, con su influjo, transformar desde dentro, renovar la misma humanidad" . La catequesis es un modo concreto por el que la parroquia trata de evangelizar a los que se inician en la vida cristiana. Es una formación sistemática de la fe. No es solamente una enseñanza; es un aprendizaje de toda la vida cristiana y un proceso de incorporación plena a la comunidad. Su finalidad no se limita por tanto a preparar a la Primera Comunión sino a la integración a la vida comunitaria y a la Eucaristía en la comunidad adulta.

Organización Actual de la Catequesis

En la parroquia los niños se integran a la catequesis a partir de los cinco años. Tenemos actualmente los siguientes grupos:

•Primer nivel: niños/as entre 5 y 6 años (PROMISE/Pflaum).
•Segundo nivel: niños/as entre 7-8 años (GOOD NEWS/Pflaum).
•Tercer nivel: niños/as entre 9-11 años (VENTURE/Pflaum) que incluye la preparación
para su primera reconciliación y primera comunión.
•Cuarto Nivel: niños/as entre 12-13 años (VISIONS/Pflaum)
RICA: preparación para niños mayores de siete años y adultos que no han recibido
algunos sacramentos (Una Sola Fe, Un solo Señor /Sadlier)
•CONFIRMACION: preparación para recibir el Sacramento de la Confirmacion que se
hace a través del programa parroquial LIFETEEN.

PROGRAMA DE FORMACION UTILIZADO POR LA CATEQUESIS BILINGÜE INGLES/ESPAÑOL

El programa de formación en la fe que usamos se llama Semanarios del Evangelio de Pflaum.
Toda su familia puede fácilmente participar en el aprendizaje porque todos los niños están estudiando lecciones basadas en el mismo Evangelio que se proclama en la iglesia el domingo. Pueden reunir a sus niños en algún momento para compartir lo que han aprendido y para hablar en familia acerca de ello. La liturgia del domingo es el centro de la parroquia. La celebración semanal tiene un mayor significado para los jóvenes porque están familiarizados con el Evangelio que se proclama cada semana. Lo han estudiado en clase y manejan su significado. Con este programa todos los estudiantes, y sus respectivas familias, escuchan el Evangelio de Jesucristo. Ellos aprenden el Evangelio, aman el Evangelio, y viven el Evangelio en su vida diaria. Ellos comparten el Evangelio con la comunidad de fe y, a través del testimonio y el servicio de amor a los demás, con cada persona que conocen.

Cada niño recibe un “manual de catecismo” bilingüe llamado Mi fe Católica. Este manual contiene todos los elementos doctrinales que son considerados esenciales en cada grado. Cada semana su hijo recibirá una nueva lección con la fecha de cada domingo del año litúrgico. Estas lecciones se encuentran en el centro del programa y serán usadas en clase, y luego enviadas al hogar para que las vean y comenten con sus hijos.

Los Semanarios siguen los tres ciclos de las lecturas del Evangelio en cinco ediciones que se usan para cubrir todos los grados: Seeds (Pre-escolar), Promise (Kínder y 1.er Grado), Good News for Children(2.o y 3.er Grado), Venture (4.o a 6.o Grado) y Visions (7. o y 8.o Grado).

Los recursos gratuitos diseñados para las familias incluyen El Evangelio en el hogar, un resumen semanal del Evangelio del domingo, y sugerencias para usar en casa. Pueden inscribirse para recibir un correo electrónico recordatorio con un enlace al recurso. Hay también recursos adicionales de los tiempos litúrgicos. Encuentren estos materiales en pflaumweeklies.com.

Catequesis y Familia

El Concilio Vaticano II, al hablar de la misión educativa de la familia, llama a ésta “iglesia doméstica” (Lumen Gentium, 11) donde cada uno recibe y da, y reconoce que los padres son los principales y primeros transmisores de la experiencia de la fe. En 1971, en el Directorium Catechisticum Generale (n. 78), se afirma que: “se debe fomentar la adecuada intervención de los padres cristianos ayudados por una formación apropiada que hay que darles (…) pues la Iglesia se construye cuando los padres reciben ayuda para cumplir rectamente su misión.”

Juan Pablo II en su encíclica Redemptor Hominis (n. 19), afirma que la forma fundamental de catequesis es la catequesis familiar, es decir, la catequesis de los padres a sus propios hijos.

En nuestra parroquia, y siguiendo las orientaciones del Plan Pastoral de la Arquidiócesis de Atlanta, se ha buscado el ir incorporando a las familias en el proceso de formación en la fe de sus hijos, para que cada vez más asuman su role como primeros catequistas de sus hijos.

Queremos una catequesis con estas características:

EL PAPA Y LA MAMA SON LOS PRIMEROS Y PRINCIPALES CATEQUISTAS DE SUS HIJOS, nosotros les ayudamos a entender y asumir su role en la familia. Es una acción evangelizadora y educadora en la fe que pretende cristianizar a todo núcleo familiar: los padres, los hijos y demás familiares, aunque los adultos tienen que ser los preferidos y dedicarles una atención constante.

•Es una forma de catequesis al servicio de la única gran misión de la Iglesia, que es construirse a sí misma para ser signo de salvación. Trabaja de forma articulada con los otros ministerios y grupos de la parroquia.
•Forja una comunidad no cerrada en sí misma, sino al servicio de la persona, integrada en la parroquia en íntima comunión con la liturgia y la línea pastoral, pero prestando un continuo servicio al pueblo.
•Lleva a integrar a las familias que la han vivido, de una manera u otra, en los grupos de matrimonios o en cualquier otro ámbito de acción pastoral que la parroquia debe tener previstos.
•Es una respuesta a las necesidades reales de nuestro tiempo y a la situación concreta de nuestras familias.
•IMPORTANTE: La catequesis es bilingüe para dar oportunidad a los padres de ayudar a sus hijos y a los hijos de poder entender y participar activamente de su formación.