Hispanic Community

 

¡El Padre Roberto Suarez les da una cordial Bienvenida a la Comunidad Hispana de nuestra Parroquia San Judas el Apostol!

“Conocer a Jesús es el mejor regalo que puede recibir cualquier persona; haberlo encontrado nosotros es lo mejor que nos ha ocurrido en la vida, y darlo a conocer con nuestra palabra y obras es nuestro gozo” (AP 29).

Somos una comunidad de discipulos que quiere conocer, crecer y compartir nuestra Fe. El primer paso hacia el discipulado es el encuentro con Cristo; este encuentro forma nuestra identidad Cristiana y fortalece nuestras relaciones con los demás para ser luz en el mundo.


Reconciliacion

“Mira que estoy a la puerta y llamo. Si me abres, yo entrare y me quedare contigo.”

En el sacramento de la Reconciliación encontramos al Padre Misericordioso, quien está siempre dispuesto a perdonar nuestras faltas. También en este sacramento recibimos la gracia del Espíritu Santo para vivir una vida conforme al corazón de Dios. Ten invito a un encuentro con la Misericordia en la Confesión los martes 6:30 pm o llama a la oficina para hacer una cita con
nuestro sacerdote. ¡Ánimo y Dios te Bendiga!

¿Por qué me llamas para que ayude en la misión de establecer tu Reino, trabajar en tu viña, sembrar tu Palabra? ¡Qué maravilla que no eres el Dios autosuficiente que trabaja solo! Pides mi colaboración. Bien lo podrías hacer Tú solo y mucho mejor de como lo haría yo… pero no. ¡Soy importante para Ti! Me pensaste, me creaste, me miraste, me guiaste a tu encuentro, me miraste fijamente, me señalaste, te dirigiste a mí y me llamaste. No te importó mi edad, mi vestido, mi debilidad, mi cualidad. Sólo por amor me llamaste y en este mismo amor me sostienes. Dame la gracia de ser fiel a la vocación que me has dado y a cada invitación que a cada momento de mi vida me estás haciendo.

Evangelio de 24 de Septiembre de 2017

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: “El reino de los cielos se parece a un propietario que al amanecer salió a contratar jornaleros para su viña. Después de ajustarse con ellos en un denario por jornada, los mandó a la viña. Salió otra vez a media mañana, vio a otros que estaban en la plaza sin trabajo, y les dijo: ‘Id también vosotros a mi viña, y os pagaré lo debido’. Ellos fueron. Salió de nuevo hacia mediodía y a media tarde e hizo lo mismo. Salió al caer la tarde y encontró a otros, parados, y les dijo: ‘¿Cómo es que estáis aquí el día entero sin trabajar?’. Le respondieron: ‘Nadie nos ha contratado’. Él les dijo: ‘Id también vosotros a mi viña’. Cuando oscureció, el dueño de la viña dijo al capataz: ‘Llama a los jornaleros y págales el jornal, empezando por los últimos y acabando por los primeros’. Vinieron los del atardecer y recibieron un denario cada uno. Cuando llegaron los primeros, pensaban que recibirían más, pero ellos también recibieron un denario cada uno. Entonces se pusieron a protestar contra el amo: ‘Estos últimos han trabajado sólo una hora, y los has tratado igual que a nosotros, que hemos aguantado el peso del día y el bochorno’. Él replicó a uno de ellos: ‘Amigo, no te hago ninguna injusticia. ¿No nos ajustamos en un denario? Toma lo tuyo y vete. Quiero darle a este último igual que a ti. ¿Es que no tengo libertad para hacer lo que quiera en mis asuntos? ¿O vas a tener tú envidia por que yo soy bueno?’. Así, los últimos serán los primeros y los primeros los últimos”.

Mateo 20, 1-16

Haga Click en la imagen para mas informacion

 

Dale Click en las imagenes para mas informacion