Hispanic Community

            

¡El Padre Roberto Suarez les da una cordial Bienvenida a la Comunidad Hispana de nuestra Parroquia San Judas el Apostol!

“Conocer a Jesús es el mejor regalo que puede recibir cualquier persona; haberlo encontrado nosotros es lo mejor que nos ha ocurrido en la vida, y darlo a conocer con nuestra palabra y obras es nuestro gozo” (AP 29).

Somos una comunidad de discipulos que quiere conocer, crecer y compartir nuestra Fe. El primer paso hacia el discipulado es el encuentro con Cristo; este encuentro forma nuestra identidad Cristiana y fortalece nuestras relaciones con los demás para ser luz en el mundo.

En nuestra escuela, alguna vez tuvimos la oportunidad de colocar una semilla pequeña en un
recipiente con tierra limpia, y después de varios
días vimos crecer nuestra primera plantita, ¡Qué
bonito verla crecer y brotar sus hojas verdes! Pero si
yo hubiera puesto mi semilla en tierra llena de
maleza seguro que mi plantita no iba a crecer. Esto
me pasa a mí también; cuando escucho las palabras
de Jesús, El Señor siembra sus enseñanzas en mi
para que sea bueno y lo ame a Él. El inconveniente es que yo también le prestó atención a otras cosas que me hacen olvidar las enseñanzas de
Jesús; y como la plantita, me lleno de maleza y me alejo de Él. Por eso, siempre debo estar atento a no dejar crecer la maleza dentro de mí; cuando voy al sacramento de la confesión, Jesús me limpia de toda esa maleza y entonces sus enseñanzas vuelven a dar buenos frutos en mí.

– Jairo Martinez

Evangelio de 30 de Julio de 2017

En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: “El Reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en un campo. El que lo encuentra lo vuelve a esconder, y lleno de alegría, va y vende cuanto tiene y compra aquel campo.

El Reino de los cielos se parece también a un comerciante en perlas finas que, al encontrar una perla muy valiosa, va y vende cuanto tiene y la compra.

También se parece el Reino de los cielos a la red que los pescadores echan en el mar y recoge toda clase de peces. Cuando se llena la red, los pescadores la sacan a la playa y se sientan a escoger los pescados; ponen los buenos en canastos y tiran los malos. Lo mismo sucederá al final de los tiempos: vendrán los ángeles, separarán a los malos de los buenos y los arrojarán al horno encendido. Allí será el llanto y la desesperación.

¿Han entendido todo esto?” Ellos le contestaron: “Sí”. Entonces él les dijo: “Por eso, todo escriba instruido en las cosas del Reino de los cielos es semejante al padre de familia, que va sacando de su tesoro cosas nuevas y cosas antiguas”.

Mateo 13, 44-52

 

Haga Click en la imagen para mas informacion

 

Dale Click en las imagenes para mas informacion